--:--
--:--
  • Radio en Vivo

Delincuencia «no coge corte» y desafía

“Mi País Seguro”, no ha dado el resultado esperado en lo relativo a superar la delincuencia, tanto en Santo Domingo, capital de República Dominicana, como otras jurisdicciones del territorio nacional y, por el contrario desafía a la autoridad.

Sin embargo, sigue siendo la opción que al parecer tiene en sus manos el Ministerio de Interior y Policía para acabar con la delincuencia en barrios de la capital y de otras zonas del territorio dominicano, plan que no ha dado los resultados esperados.

El piloto del proyecto inició en junio del año pasado en Cristo Rey, y pocos meses después, se extendió a La Zurza, el ensanche La Fe y La Puya, de Arroyo Hondo, que a principios de intervenir, la comunidad mostró confiada, incluso tranquila, porque observó mayor patrullaje, así como presencia de más policías en las calles.

Eran los propios residentes quienes resaltaban el cambio positivo que experimentaron esos barrios en materia de seguridad. “Ahora hay más policías”, “patrullan a toda hora”, era lo que decían quienes residían en los sectores intervenidos.

El capitán Madé Mora de la división policial de La Zurza añadió en diciembre de 2021 que, a raíz de este plan, los heridos de balas en esa localidad disminuyeron a cero. “Es más, desde que comenzó el plan no hemos tenido ningún herido de bala”, resaltó el uniformado.

No obstante, conforme pasaron los meses, atracos, robos y hechos violentos volvieron a escena perturbando nueva vez la tranquilidad de los ciudadanos.

En febrero de 2022, en Cristo Rey, lugar donde se inició la estrategia gubernamental para frenar la delincuencia en el país, se repitió el mismo patrón. Ocho meses después del lanzamiento de este plan, la comunidad fue impactada por varios hechos delictivos que azotaron a sus moradores. Al día de hoy, los munícipes reportan asaltos a mano armada a plena luz del día, robo en casas y amordazamiento de propietarios, circulación de sustancias prohibidas y abusos sexuales.