--:--
--:--
  • Radio en Vivo

Tras casi 40 años muerta la Semana Santa devuelve la vida a la playa Saladilla, en Barahona

Por Juan Francisco Matos

EN BARAHONA, (República Dominicana), Domingo, 17 Abril, 2022: La tradicional playa Saladilla, ubicada en el tramo vial que conduce desde esta ciudad al municipio de La Ciénaga que estuvo abandonada por alrededor de 40 años, se reactivó por la presencia de una gran cantidad de visitantes nacionales y extranjeros que se dieron cita allí para disfrutar de sus frescas aguas durante la Semana Santa que se inició el jueves y concluye hoy Domingo de Resurrección.

“Tenía temor de morir sin ver a mi querida playa volver a ser lo que era años atrás. Ya puedo morir porque mis propios ojos palparon este sábado que estuve allí que Saladilla que estuvo muerta por unos 40 años volvió a la vida por la gran cantidad de vacacionistas y automóviles que estaban allí presentes”, comentó el señor Ángel Peña Santana, de 92 años, residente en el barrio Enriquillo de aquí.

Algunos de otros comunitarios locales mayores de edad que visitaron el tradicional balneario entre el jueves, viernes y sábado casi son presa de infartos al notar el gran cambio experimentado por la playa en cuestión. “Para nosotros esta estaba muerta, por lo que nos alegramos que haya vuelto a la vida”, dijeron.

No obstante, para un amplio segmento de la comunidad barahonera la reactivación de la playa Saladilla no se hubiera materializado de no ser por la Fundación Ángel Languasco El Alfa del Sur (ALANCO) que se propuso luchar por la recuperación del hermoso balneario.

Es de todos conocido que la referida fundación constituida en España por el barahonero Ángel Languasco levantó pequeñas obras en la abandonada playa, entre estas la construcción de bancos, algunas casetas y limpieza de la orilla lo que motivó a otras personas a pronunciarse públicamente por los diferentes medios de información locales llamando a las autoridades de Turismo a que dispusieran de sus buenos oficios y procedieran a recuperar el balneario.

La población agradece a Languasco y a la fundación que lleva su nombre, el haberse interesado por la recuperación de la playa en cuestión no solo con palabras, sino que fue a los hechos levantando en ella pequeñas obras y realizando limpieza en toda el área.

“Languasco se propuso esto y por fin logró que la playa tras alrededor de 40 años de estar sumida en un total estado de abandono, volviera a la vida. Esto quedó demostrado con la gran cantidad de vacacionistas locales, regionales nacionales y de países amigos que se dieron cita allí en este largo asueto de la Semana Mayor”, coincidieron otros pobladores.

Se recuerda que desde que la Saladilla cayó en un total abandono las autoridades de Turismo de los gobiernos de turno nunca hicieron nada para rescatarla, por lo que los miles de personas que la visitaban cada época del año comenzaron a desplazarse hacia los balnearios de la costa, que esa vez, eran muy pocos frecuentados.

En se entonces todos los visitantes elegían la Saladilla por sus cristalinas aguas, blancas arenas, hermosa y exuberante vegetación y porque solo está a casi dos kilómetros de esta ciudad.

Cuando el balneario cayó en el abandono los miles de personas que la visitaban en cada época del año se vieron precisadas a dirigirse a los balnearios de la zona costera, San Rafael, Bahoruco, La Ciénaga, Paraíso, Los Patos entre otros y luego a la Playa El Quemaíto que fue habilitada años después.

“Estamos seguros que en la Semana Santa que concluye hoy Domingo de Resurrección el flujo de visitantes a los balnearios arriba mencionados se redujo grandemente, debido a que una gran cantidad de ellos decidió quedarse en la playa Saladilla. Esto quedó demostrado el jueves, viernes y sábado”, expresaron barahoneros con gran alegría porque su tradicional y hermoso balneario volvió a la vida.

Ahora los barahoneros abrigan la esperanza de que las autoridades de Turismo y otras que tienen que ver con la preservación de los balnearios., procedan a la rehabilitación total de la Saladilla que es el anhelo de la comunidad por casi 40 años.

En semanas pasadas el gobierno rescindió del contrato del Hotel Guarocuya que era administrado por el periodista Melton Pineda, quién dijo que levantaría algunas obras en la Saladilla, entre estas casetas, mientras que Ángel Languasco ha manifestado que a través de su fundación seguirá luchando hasta lograr la recuperación total del balneario en cuestión.

Se recuerda que en una de las visitas hecha a esta ciudad por el presidente Luis Abinader, este prometió desarrollar el turismo para que la zona pase a ser una de las más visitadas del país, industria sin chimeneas que también generará miles de empleos.