Jesús Sánchez, de regar abono en un campo de caña a prospecto #4 de Tampa Jesús Sánchez, de regar abono en un campo de caña a prospecto #4 de Tampa
SANTO DOMINGO. Jesús Sánchez pasó de regar abono en las plantaciones de caña a ser el prospecto número cuatro de los Rays de Tampa... Jesús Sánchez, de regar abono en un campo de caña a prospecto #4 de Tampa

SANTO DOMINGO. Jesús Sánchez pasó de regar abono en las plantaciones de caña a ser el prospecto número cuatro de los Rays de Tampa Bay.

Hoy la primera escogencia de los Toros del Este en el Sorteo de Novatos del 2017 disfruta de un cambio de vida gracias al béisbol.

Su existencia cambió un 85 por ciento después de su firma con Tampa en el 2012 por 400,000 dólares.

Decidió sacar a su familia y llevarla para Higüey. Nació y se crió en el batey Palo Bonito que está situado en la provincia La Altagracia.

El jugador, procreado por padres haitianos confiesa que regaba abono en las plantaciones de caña a los 14 años y cobraba 300 pesos al día tras la muerte de su padre. Su hermano se mudó a Brasil y su madre ya no tenía la edad para trabajar.

Narra que en ocasiones solo comía una o dos veces durante el día. “Era muy difícil ya que papi falleció, y mami estaba sola. Ella rifaba números para mantener la casa”, dice.

Recuerda que en una ocasión estaba en busca de la firma al profesionalismo en Santo Domingo, llamó a su madre, Rosa Sánchez, y le preguntó a las tres de la tarde bajo el cansancio de las prácticas: “¿Cómo estás, comiste? Y me dijo que todavía no se había desayunado”.

Al narrar esta situación a Sánchez le invadieron las lágrimas y explicó que cada vez que piensa en eso le duele mucho.

“Eso me ayuda a nunca enaltecerme y siempre ser un muchacho humilde y recordar de dónde yo vine”, añade.

Confiesa que tomó el béisbol muy en serio buscando llegar a su meta. “Me propuse construir unos apartamentos, le hice eso para que ella viva bien, gracias a Dios”, afirma.

Sánchez no niega sus raíces. “Me siento muy orgulloso de que mi familia sea haitiana”, indica.

Sorteo de novatos del 2017
En el sorteo de novatos de la Lidom del 2017, los Toros del Este escogieron a Sánchez por encima de uno de los mejores prospectos del béisbol: Vladimir Guerrero Jr.

En ese momento Stanley Javier, quien era el gerente general de los taurinos, justificó su escogencia, porque venía de batear .305 con 15 jonrones, 29 dobles y 82 carreras remolcadas en el equipo de Ligas Menores de los Rays.

“Es un jugador clave, va a participar muchos años aquí, tiene herramientas. Vladimir pasó por la mente de nosotros y todos los equipos, pero no queremos que nos pase como con Manny Machado”.

Sánchez dice que los Toros lo han tratado muy bien desde su elección.

Sánchez en las Menores
MLB Pipeline clasifica al jardinero de 21 años como el prospecto número cuatro de los Rays de Tampa Bay.

El director de la academia de Tampa, Mitch Lukevics, manifestó después de uno de los juegos al inicio de temporada, que el prospecto dominicano siempre tiene una sonrisa en su rostro.

Cuando se le preguntó sobre el origen de esa sonrisa al criollo, este respondió: “Porque me encanta el béisbol. Disfruto del juego”.

Según Draysbay.com puede ocupar cualquier posición en el jardín. Lo que proporciona a los Rays flexibilidad.

No critican nada en absoluto a Sánchez. Está constantemente por encima del promedio y señalan que el equipo podría apreciar mucho esas características en el futuro.

El portal web compara a Jesús con Christian Yelich de los Cerveceros de Milwaukee: “Tanto Yelich como Sánchez tienen 6’3 de estatura y los dos pueden manejar las tres posiciones de los jardines. Es difícil decir en este momento cuánta potencia desarrollará, pero hay muchas similitudes en cómo se desempeñó Yelich en los circuitos menores”.

Esta temporada continuó demostrando el buen uso de sus herramientas, abriéndose camino desde la Liga Estatal de Florida a la Liga Sureña Doble A. Un joven de 21 años, que ha saltado del número 57 al 31 en el listado de prospectos del béisbol.

Esta campaña -jugando para dos equipos en clase A y AA- acumuló en 457 turnos al bate 70 carreras anotadas, 129 imparables, 32 dobletes, 11 cuadrangulares, 75 remolcadas y bateó para .282.

Se llevó el premio al “Jugador de la Liga Menor del Año” de los Rays en la temporada del 2017.

El criollo se ganó un lugar en los equipos Todos Estrellas y en la postemporada, lideró la liga en promedio de bateo y carreras, para terminar segundo en hits.

Sus 15 jonrones y 82 carreras impulsadas también fueron la mayor cantidad para jugadores de la organización de los Rays en esa estación.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *